martes, 3 de enero de 2017

Sesión medical con Juan, revisión, electro y "tratamientos" (Su visión)

Todo comenzó semanas antes, cuando el Dr. Jaime me confirmó la cita en su consulta. Ya tocaba revisión periódica…nervios¡

Cuando llegue a la consulta, el doctor como siempre ya tenía todo preparado y equipado, pero hoy había algo diferente, me di cuenta de una mesa con una tela de color rojo que no era normalmente lo que había en esa consulta siempre, ¿Qué sería? Nervios¡

Antes de empezar, y dado que el Dr. Siempre me trata de una manera especial, quise hacerle un regalo muy especial, mis bóxer de la suerte. Estos bóxer me han acompañado siempre que he necesitado apoyo moral. Me encantaría que estos bóxer acompañaran a mi Dr. En toda su etapa profesional. El Dr. No quiso aceptar el regalo, pero finalmente lo convencí, es un gran hombre.

También le entregue una seria de materia medico, del que me estuvo eternamente agradecido.

Quiero decir de antemano, que pactamos que la sesión subiría de nivel, teniendo en cuenta nuestros límites.

Primeramente el Dr. Utilizó su nuevo tensiómetro para tomarme las constantes vitales, es una especie de dolor, presión y mucho placer, que hace que mis pulsaciones suban considerablemente.

Seguidamente, me ordenó, como siempre, desnudarme y a partir de ahí, todo comenzó de nuevo.

Por primera vez, me puso un antifaz para no ver la sesión. LO RECOMIENDO¡¡

Primero oí como se ponía los guantes de látex, ese sonido y dolor, son muy excitantes, sentí como me palpaba todo el cuerpo, acariciando sobretodo mis pezones, y todos los ganglios del cuerpo.

Después noté como intentaba introducir una sonda por mi prepucio, pero finalmente no me sentí preparado y abortamos misión.

Una vez así, me puso en la camilla, donde siguió la palpación, pero noté que algo estaba cambiando. Me estaba poniendo unas muñequeras de cuero en las manos y en los pies, algo estaba cambiando…

De repente sentí (seguía con los ojso tapados) como una cuerda pasaba por mis muñecas, inmovilizándome totalmente mis extremidades superiores. Seguidamente noté como mis piernas también les impedía el movimiento a través de la misma cuerda. Una sensación indescriptible.

También me ordenó abrir la boca, pensaba que para explorarme, pero me introdujo algo que impedía poder cerrarla y hablar, además me dijo: “asi no podras decirme que no”, palpitaciones subiendo…

De repente note que en mis zonas intimas, pasaban cosas.. sentía pinchazos, dolor, calambres… ¿Qué era eso? El dr. Estaba practicando conmigo terapias de electro… la primera con mucho dolor, pero la segunda, la recomiendo… un cosquilleo muy morboso¡¡¡


Finalmente el Dr. Tuvo que examinar detalladamente mi zona intima, como siempre contodo el cariño, como lo hace siempre, me hizo explotar de placer… 

Gracias Dr. Nos vemos pronto ¡

martes, 20 de diciembre de 2016

Sesión medical con Michel, un artista famoso escuchando el ritmo de su corazón

Michel 27 años, es un cliente mío de mi trabajo habitual. Yo suelo hablar de muchas cosas en mi trabajo, y en una de esas salió el tema sexual. Y me dijo con vergüenza que le daban morbo los juegos de enfermeros y médicos, pero que nunca lo había hecho por miedos. Asique le dije que buscase y que seguro que encontraría a alguien que le gustase. Después de dos meses de búsquedas no encontró a nadie (y los que encontraba o eran muy mayores o no respetaban los límites que él tenía), así que me dijo que se daba por vencido. Así que le propuse yo hacerle una sesión medical, siempre que no interfiriese en nuestra relación laboral. Acordamos que cuando entrase por la puerta yo sería ya Dr. Jaime. 

Después de una semana, cuando habíamos puesto la cita llamó a la puerta. Y yo le recibí con una bata de médico, y con el fonendo “Buenos días, señor Michael, creo que tenía usted una cita con nosotros”. El pobre me miro y esbozó una sonrisa, era su primera vez y le resultaría extraño verme así. Así que le dije “Desnúdese, ¿Cómo lleva la alimentación?”, y después de esa le siguieron otras preguntas relaciona-das con su estado de salud, mientras le ayudaba a desnudarse. 

Comencé a tocar su cuerpo desnudo con los guantes. Se le erizaban los pelos, ya que es un tacto diferente al que uno suele sentir. Le hice una revisión ocular y después una revisión lingual. Al momento de realizarle una palpación en la boca, el comenzó a empalmarse así que le dije “veo que su sistema circulatorio funciona perfectamente”. Tenía que hacer algo para que aquello se bajase, así que le hice unas pasadas con el pinwhel por su cuerpo. Ahora vamos a proceder a la auscultación “respire profundamen-te”, su respiración era leve así que le anime a que lo hiciese con más fuerza. Como él se dedica al arte decidí ponerle a él el fonendo para que escuchase su corazón. Su cara se iluminó como la de un niño, parecía que nunca había oído un corazón humano, así que se lo pregunte, y mis sospechas eran ciertas. De hecho, estuvimos jugando con el fonendo en diversas partes de su cuerpo para que escuchase como suenan diferente. Incluso para que viese que cada cuerpo es un mundo, me desabroché la bata y le puse el fonendo en varios sitios. Quedó maravillado, hasta tal punto que me dijo “Tan solo por esto ya ha merecido la pena la sesión. Estoy seguro de que voy a trabajar con estos ritmos para la siguiente obra que realice”. Pues ahora tienes que mirar esto… le volví a poner el fonendo en sus oídos, y sobre el corazón. Empecé a tocarle con mi guante los testículos y el pene, hasta que poco a poco se iba poniendo duro. Los ojos de él también se iban abriendo como los de un búho. “¿Eh a que eso no te lo esperabas?, es un ritmo diferente y muy especial”. Así estuvimos probando diferentes cosas tales como hacerle cosquillas, masajearle la cabeza, dar palmas, aportando diferentes sensaciones al cuerpo para que el fuese escuchando diversos ritmos que se producían en su interior. Después le dije, “y ahora vamos a mover el corazón con tus pensamientos… piensa en una cosa alegre, y escucha tu corazón”. El sonido que se produce en el interior del ser humano varia no solo con las acciones exteriores sino con las emociones, aunque esto realmente no tiene explicación científica. Fuimos probando con emociones como la sorpresa, miedo, alegría, satisfacción, una inauguración, un encuentro con amigos, y así una serie de emociones diferentes. Yo me sentía como un padre que había tenido un niño. Me encanta cuando la gente experimenta y prueba cosas nuevas.

"Tío oye, otro día quiero repetir eh. Ademas me gustaría probar esas cosas que haces de atar y todo ese rollo". "Me alegro que te haya despertado la curiosidad, aunque para algunas cosas no hace falta esperar tanto". Le puse el fonendo y le dije que se pusiera con los pies en el suelo y el torso sobre la camilla, le iba hacer una sesión de spank. Escuchó como su cuerpo se hacia eco de mis manos en sus nalgas. Y mientras veía que su rabo también estaba palpitando. "Bueno ves ya hemos probado que te gusta, ahora coge con este papel y limpia el presemen que has caído al suelo" "Lo siento tío" "Lo siento no... límpialo!". Me miró con una cara de complicidad y se agachó al suelo. "Ahora dame el papel en la mano, y besamela". Lo hizo tal cual, y aquello vi que le daba mucho morbo, así que le dije "lo ves, creo que el BDSM si te gusta, no solo el medical, si quieres puedes probarlo con tu pareja". "uf no tío, que corte, prefiero venir y que juguemos juntos". "Bueno conmigo también te daba corte, es cuestión de ir poco a poco". 

Posteriormente le seguí haciendo pruebas de observaciones rutinarias. Hasta que después, ponerle sobre la camilla, y hacerle un tacto rectal, que poco a poco se fue convirtiendo en un masaje prostático al ritmo del cual emitía gemidos. Le volví a dar el fonendo, y seguí haciéndole el masaje prostático. Le di la vuelta, y le dije “hay que hacer una extracción de fluidos, relájese”, y procedí a realizarle una masturbación a diversos ritmos. Mientras le iba mostrando como los diversos ritmos hacían que el corazón también fuese a ritmos diferentes. Por fin ya consiguió descargar, “ahhhh buaaaa tío es una pasada”. Creo que él ya había comenzado a tener el orgasmo momentos antes cuando empezó a seguir su cuerpo, de echo los estímulos sexuales fueron una excusa para escucharse.  “Oye esto tenemos que repetirlo ha sido una pasada, un auténtico concierto, muchas gracias enserio”. Le había descubierto un mundo nuevo, y yo estaba contento de que fuese así, ahora en su mano quedaba explorar… 

¿Te ha gustado esta sesión? ¿Te gustaría una sesión conmigo? Anímate y escríbeme

Para las fotos como para este relato he pedido permiso a la persona que participa en él. Nunca publico nada sin el consentimiento de los que participan en las sesiones. Los datos están modificados para que la persona permanezca en el anonimato, por eso mismo tampoco muestro las caras. En este caso al ser una persona famosa, tampoco publico fotos suyas ya que sería fácilmente reconocible. 

martes, 6 de diciembre de 2016

Sesión medical, revisión general, atención en “uvi” alimentaria y extracción

Le llamaremos José, 35 años, melena y complexión normal. Hemos preparado la sesión durante estas navidades, los dos teníamos ganas de vernos y hemos ido poniendo y quitando elementos a la sesión. Preparé la mesa de “utensilios” y el sitio con mucho cariño, así como la sesión. Hay que destacar que además de cliente es una persona a la que tengo mucho cariño. No voy a entrar en detalle en todas las prácticas. Modestamente creo que ha quedado una sesión muy interesante. 

Llama a la puerta… “Jaime estas ahí?”. “Disculpe, está usted en un hospital. ¿Qué deseaba? ¿Venia a una revisión?”. Supongo que el se quedó cortado, siempre le suelo recibir con un abrazo. Y esta vez le recibí con un uniforme blanco y tratándole directamente como si fuese mi paciente. “Ponga las cosas ahí y vaya desnudándose”. Él me pone encima de la camilla dos regalos que me había traído, le lanzo una mirada de complicidad. Los regalos fueron hipertiernos, un clásico Pinwheel (puedes verlo en las fotos, es metálico y con una rueda de pinchos) y un fonendo. Termina de desnudarse, y lo tengo delante de mi camilla. Me pongo una bata que me queda muy ajustada, una mascarilla y los guantes, procurando que suenen. En todo el proceso, el ya estaba babeando presemen!. Me encantó ese detalle. 

Empecé hacerle una revisión con mis guantes para que sintiese el tacto del látex. A la vez que le iba mirando a los ojos y preguntándole cosas del estilo a “has seguido mis indicaciones de la última sesión” “como descansas” y otras preguntas para crear ambiente. Le sigo examinando con una especie de otoscopio, mirándole los oídos y sacándolo de contexto también las narices. Después me pongo el fonendo y le digo “ahora vamos a ver cómo van esos pulmones, y ese corazoncito al que yo quiero tanto”, le lance una mirada de ternura que el me devolvió con una sonrisa. Lo típico, le digo que respire fuerte, que diga aaaaa, escuchaba su respiración, en cierta forma es como un fist auditivo. Y cuando profundice vi que su corazón estaba latiendo a mil. Estaba plenamente excitado, mire hacia abajo y le caía un hilillo de precum de su nabo. Asique siguiendo auscultándole con el fonendo, se me ocurre decirle a ver gime “ahhhhhh”, quería que expresase por sonidos lo que estaba sintiendo su mente, hicimos varias pruebas hasta que “así, ese es el sonido que quiero escuchar. El corazón parece que funciona estupendamente así como los pulmones, pero el aparato reproductor creo que hay que darle un vistazo”. Asique le hice cuatro tocamientos con los guantes, que a el no hizo más que volverle loco, incluso me pidió que parase porque se iba a correr. 

Le dije que se subiese a la camilla para continuar con la exploración. La camilla estaba con una funda de hospital, que había comprado por otro lado. Le puse un pijama desechable de color verde. Y volví a palparle el cuerpo. Empecé a sacar diversos aparatos médicos, y me encantaba ver las caras de miedo que me ponía. De hecho estaba disfrutando con eso, porque era una especie de miedo y excitación. Para bajar el pico de excitación, procedí a coger el depresor (palito de madera), haciéndole que volviese a decir el “Ahhh”. El rabo volvió a empalmarse. Cambié el depresor por una palpación de la boca con los guantes, no sabía si le gustaría porque no es una práctica médica como tal, pero resultó que le encantó. Le dije que se tumbase, volví a coger el fonendo para aoscultarlo, lo que él no sabía era que había preparado un sonido de máquina de hospital, para indicarle que debía entrar en la UVI. Y le dije “hace cuanto que no comes en condiciones, ves estas desnutrido”, asique saque la comida que él había traído y se la fui dando a trozos, metiéndosela en la boca, tocándole mientras masticaba el cuello, cara, torso, genitales, en cada trozo que le metía mientras el masticaba iba recorriendo una de estas partes. Para darle agua, creo que también se sorprendió, saqué una jeringa de 100ml, y le fui dando el agua en la boca con la jeringa. En medias le iba abrazando, yo vestido de uniforme y con la máscara. “No solamente necesitas alimentar el cuerpo sino el corazón”. 

“Ya estás más recuperado, cierra los ojos, te traslademos a la unidad de cuidados”. Cambié la sábana, y le ambienté como si estuviese en una sala diferente. Le dije que abriese los ojos, y me cambié de uniforme delante de él y me volví a poner la bata con nada debajo. Es la prime-ra vez que me veía desnudo asique creo que le impactó positivamente. Volví a tocarle el cuerpo con mis guantes, el rabo lo tenía como una piedra, y más húmedo que nunca. Le dije que se tumbase en la camilla. Le pase el Pinwheel por las piernas, no le hacía mucha gracia, asique baje la intensidad de presión, seguía sin convencerle, lo probé en mi muñeca para ver la intensidad, y le dije “silencio, tiene que continuar con el tratamiento”. Asique se lo pase por todo el cuerpo, deteniéndome especialmente en pezones, y zona pélvica/genitales.  Volví hacerle una palpación por el cuerpo, y le dije que había que hacer una comprobación del aparato reproductor que se masturbase hasta eyacular “Si Doctor”, fue un suspiro de alivio, supongo que estaba deseando estallar en varios momentos de la sesión. Y así fue, la corrida saltó más allá del hombro. Le di unos papeles para que se limpiase y le dije “José, ya está dado de alta, pero tenga cuidado y siga mis recomendaciones”, “Si, Doctor”. 

Después de esto nos abrazamos, me dijo que le había encantado la sesión, yo aproveché para darle gracias por los dos regalos. Y le dije, "anda mira, me has regalado un estetoscopio igual al que me regalaste la vez anterior", y me dice con la mayor ternura del mundo “es para cuando sea tu enfermero, que podamos aoscultar los dos al paciente”. Y le dije anda ven aquí y nos fundimos en un abrazo. 




¿Te ha gustado esta sesión? ¿Te gustaría una sesión conmigo? Anímate y escríbeme

Para las fotos como para este relato he pedido permiso a la persona que par-ticipa en él. Nunca publico nada sin el consentimiento de los que participan en las sesiones. Los datos están modificados para que la persona permanez-ca en el anonimato, por eso mismo tampoco muestro las caras.

martes, 22 de noviembre de 2016

Sesión medical: Primera sesión, con exploración, auscultación y extracción


Chico joven de 34a, normalote, sonriente y tímido. Venia por mi consulta “convencional” y como yo suelo hablar mucho de sexo (entre otras muchas cosas) con mis clientes me dijo “¿oye sabes lo que es el médical?”. Esta claro que si sabia lo que era el médical, de echo muchas prácticas que se realizan dentro de este rol las había realizado (sondas, uretrajes, etc). El chaval al que llamaremos Robert, cada vez se le ponían los ojos mas abiertos y llenos de ilusión. Me insistió en que le hiciese una sesión medical, pero con juego se roles. El pobre me tubo que insistir unas cuatro veces pero al final asentí y he de confesar que me encantó hasta el punto de meterlo como uno mas de mis juegos. 


Robert entró por la puerta, nos sonreímos y me enseñó alguno de los “regalos” que traía para mi. Instrumentos medical para jugar juntos. De echo son muchos de los que se pueden ver en estas imágenes (fonendoscopio, guantes, gorrito de papel, etc). Después de los saludos previos y de agradecerle los regalos le hice salir para vestirme. 

Llamó de nuevo a la puerta. Yo ya estaba vestido con una bata y uniforme blancos. “Buenas tardes Dr Jaime”... “Buenas tardes sr Robet, pues bien ya me dirá en que puedo ayudarle”. “Venia a la revisión trimestral”. Me encantó la naturalidad con la que procedimos los dos a iniciar el juego de roles, parecía que los dos lo habíamos echo toda la vida.  Procedí hacerle unas series de preguntas entorno a la salud y la alimentación. Mientras yo me iba poniendo el gorrito y una mascarilla de papel. Le hice una exploración externa con mis manos, que realmente parecía mas un cacheo policial que una exploración medica. Aun así descubrí que el ya estaba empalmado apenas sin tocarle. ¡Alejop! Lo estamos haciendo bien. 

“Para continuar con la exploración es mejor que se desnude... si no le importa vaya poniendo en la silla la ropa”. Una vez desnudo me puse los guantes de latex. Cogí mi depresor (el palito de madera) y le dije a ver diga aaaaaahhh, Robert sacó la lengua la aplaste con el depresor y mire su cavidad bucal con mi linterna. ¡Aquello me estaba encantando!. En ese momento decidí dar un giro a la “consulta” convertirla de convencional a algo subida de tono. “Señor robert, creo que tiene la garganta algo inflamada... cuantas poyas se ha comido en el ultimo mes”. “Buenooo, alguna que otra”. “No me mienta, a ver cuantas poyas, esa garganta no esta así de no comer poyas”. “Tiene razón no me he comido ninguna poya, no me gusta comer poyas”. “Ajam, y así quiere usted estar sano, tiene que variar la dieta, y ya que no come coños por lo menos coma poyas, una a la semana, de lo contrario tendré que ponerle una inyección de vitaminas la próxima vez que nos veamos, sigamos con la exploración”.

Me encantaba reírme de el desde el papel del Dr, aunque luego he echo otras sesiones en plan exclusivamente medical, pero como mis juegos habían sido casi siempre D/s supongo que tendía a extrapolarlos. Poco a poco seguí mi exploración, el roce de mis manos enfundadas en los guantes, nos excitaba a los dos. Iba acariciándole las orejas, examinándolas, el pelo, los ojos enfocándole despues con la linterna. Baje lentamente por la espalda hasta el culo, un culo terso, blanco, caliente y peludo!. “Vaya... creo que voy a tener que proceder a otra exploración”. Me puse el fonendoscopio, y fuí dominando su respiración, el respiraba cada vez que yo se lo decía, fue genial. Y ademas otro punto estupendo fue escucharle el corazón, sentir como se excitaba con algunos movimientos y su corazón se aceleraba ¡wau! Solo había sentido algo parecido haciendo un fist, sintiendo su corazón en mis manos. Desde entonces uso el fonendo en todas las sesiones médicas. “La respiración la tiene correcta, aunque tiene que mejorar esa capacidad pulmonar”. “Y como lo hago Sr Doctor” “Fácil, aprende a gemir, inspira y espira aire en los pulmones y suéltalo como un gemido, a ver hágame unos ejercicios para saber que lo hace correctamente... así como un gatito no, como un león en celo... así!”. El pobre seguía empalmado, en el pene ademas de brincar de vez en cuando, ya le asomaba una gota de precum.

Proseguí mi exploración por el cuerpo, rozándole con el latex, acariciándole sus piernas. Le dije que se pusiese en la camilla tumbado en forma prono y después supina. Sus pies sucumbieron a mis manos, se estremecían con cosquillas hasta que conseguí normalizarlos. Llegando a los glúteos, le digo, “bueno, realmente le voy hacer una práctica tan incómoda como necesaria una exploración prostática”. Me unté el dedo con lubricante y le acaricié el ojete suavemente, mas aun sabiendo que el era “virgen analmente”. Fui poco a poco domando su culo, entrando con la primera falange, haciendo movimientos circulares, a la vez que le masajeaba con la otra mano el culo. Y por fin llegue a la próstata “Dr creo que tengo que ir al baño”, “Tranquilo Sr Robert, es una reacción normal, disfrute de la sensación”. Fui acariciándole esa avellana que llamamos próstata, sintiéndola, y el sintiéndome y retorciéndose encima de la camilla, hasta que presentí que se iba a correr, entonces saque la mano y me cambié de guante. “Bueno, creo que la próstata le funciona correctamente, solamente hay que seguir practicando esa dilatación su por casualidad usted quisiese algún día ser versátil, ya que veo que tiene capacidades mas que suficientes para ello”. “Dr, me encantaría que usted me iniciase, me adentrase en esos terrenos de placer”. 

Le dije que se sentase, y fui viendo sus reflejos musculares en las articulaciones de las extremidades superiores e inferiores. Su empalmada no se relajaba, asique le dije “creo que tiene la temperatura muy alta, voy a ponerle el termómetro”. Le levanté el brazo y le puse el termómetro ahí. “Aunque no se creo que donde mas calor tienes ahora es en la zona anal”. Me lubrique el guante y fui directamente a su rabo y me puse a masajearselo “creo que cada vez la temperatura va subiendo mas, lamento decirle que tengo que hacer una extracción de pus. Lleva usted casi desde que ha entrado con una inflamación que me preocupa seriamente. Voy a proceder a la extracción ¿esta de acuerdo?” “Si Dr, espero que no sea nada grave”. Mire el termómetro “uff 40ºC tiene demasiada fiebre hay que actuar rápidamente”. Fue masturbarle apenas dos minutos y ya su semen se disparaba al menos dos metros hasta el punto de que casi mancha la puerta. “Lo ve, todo lo que tenia acumulado! A saber cuanto tiempo llevaba usted con esa inflamación!”. “Mucho Doctor mucho tiempo”. Le quite el termómetro “37 de fiebre, ha remitido, pero sin duda no tiene que esperar a que suceda esto. Puede irse vistiendo”. Preparé unos papeles y me senté en una silla rellenandole una receta que decía algo como “Una extracción al mínimo diaria durante los próximos seis días. Y a ser posible una ración semanal de poya. Madrid, 28 del Abril del 2012” “Tenga estas son mis recomendaciones, no dude en pasarse por aquí dentro de dos meses para volver a evaluar su estado”. “Claro Dr, estaré encantado”, me lo dijo con una cara roja y con una expresión feliz, una sonrisa y una mirada de complicidad que me encantó. 

Dimos por terminado el juego. Nos abrazamos, y estuvimos viendo que había salido bien y que mal. Me comentó que era la primera vez que lo hacia, asique los dos eramos novatos. Sinceramente creo que la sesión salio mucho mejor de lo que podríamos esperar. Los dos disfrutamos mucho, de echo hubo revisiones posteriores, la última si cuadramos agendas será a primeros de Enero, pero siempre recordamos los dos esta primera sesión. 

lunes, 7 de marzo de 2016

Veterinaria

La Medicina veterinaria es la rama de la medicina que se ocupa de la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, trastornos y lesiones en los animales. El ámbito de la medicina veterinaria es amplio, cubriendo todas las especies, tanto domésticas como silvestres. 

Tipo de tratamientos en Clinical Dr. Jaime

Dirigidos a mascotas humanas de cualquier tipo dogs/dogtraining, pigs/cerdos, cats/gatitas, poniplay, etc. (Si no tienes indumentaria para tu animal como orejas, rabo, o cualquier otro, nosotros podemos facilitártelo para que se parezca aun mas a ese animal que deseas tener).

-Chequeo general: Palpación del animal, verificación del correcto control de movimientos asi como de sus esfínteres. 

-Vacunación: La vacunación es indispensable para evitar males futuros. 

-Desparasitaciones: Es importante limpiar de parásitos a nuestras mascotas, no sólo por su salud sino porque en ocasiones algunas de sus patologías pueden afectar a las personas que conviven y están en contacto con ellos.. Puede ser interna y externa. 

-Chip de identificación:  Hacemos una ficha en SLRN para tu perro, y escribimos en su cuello (o en otra zona donde queráis) su número. Posteriormente lo podras grabar en una chapa o en el collar. 

-Esterilización (castración): A excepción de los animales destinados a cría, la inmensa mayoría de los animales particulares deberían ser esterilizados. Colocamos a tu mascota aparatos para su castidad. 

-Educación del cachorro: Aprende a educar a tu cachorro. Las herramientas que todo padre debería conocer: el cinturón, spank/azotes, bondage/ataduras, y diversas herramientas que te ayudará en su educación.  

-Trastornos de la conducta: Tales como actitud desafiante, negativismo, rabietas, celotipias, fobias y miedos, hiperactividad. Te ayudamos a ti y a tu mascota a solucionar estos problemas de formas ingeniosas. 

-Peluquería: Lavado y rasurado de tu mascota. Con un jabón especial para animales. 

Pediatría AB

La pediatría es la especialidad médica que estudia al niño y sus enfermedades. Cronológicamente, la pediatría abarca desde el nacimiento hasta la adolescencia. Dentro de ella se distinguen varios periodos: recién nacido (0-6 días), neonato (7-29 días), lactante (lactante menor 1-12 meses de vida, lactante mayor 1-2 años), preescolar (2-5 años), escolar (5-10 años), pre-adolescente (10-12 años) y adolescente (12-18 años).

Tipo de tratamientos en Clinical Dr. Jaime

Los servicios de Clinical Dr. Jaime están destinados a mayores de edad. El área de pediatría está destinado únicamente personas que les gusten los juegos de infantilización y adultbaby, pero adultos (mayores de 18 años). La primera consulta en España al servicio de los adultbaby!

-Consulta general: Se le hace una exploración general, y se le ofrecen papeles para que pueda pintar, así como una piruleta de despedida. 

-Calendario de vacunas: Ponemos las vacunas a su “niño”, ya sea sublingual (debajo de la lengua), vía supositorio o inyección. 

-Sarampión: Eliminamos el sarampión de los niños/as mediante frotamientos y otras prácticas (el sarampión son puntos hechos con cera sobre la piel)

-Aprende a cuidar a tu bebe: Clases prácticas sobre cómo cuidarle, ponerle el pañal, como darle el biberón, los beneficios del chupete, etc. 

-Alergia infantil: ¿Tu hijo se resiste hacer cosas? Descubre si se debe alguna alergia. 

-Educación del niño: Si ya has cuidado de tu bebe, te enseñamos como puedes educar a tu niño. Las herramientas que todo padre debería conocer: el cinturón, spank/azotes, bondage/ataduras, y diversas herramientas que te ayudará en la educación de tu hijo/a. 

-Trastornos de la conducta: Tales como actitud desafiante, negativismo, rabietas, celotipias, fobias y miedos, hiperactividad. Te ayudamos a ti y a tu niño/a a solucionar estos problemas de formas ingeniosas. 

-Atención y salud bucodental: Atendemos tanto problemas dentales asi como enseñamos a su hijo como tiene que limpiarse los dientes. 

-Oftalmología: Ponemos las gafas a su hijo, haciéndole previamente unas pruebas para comprobar su visión y que tipo de problemática y dioptrías podría tener. 

Si deseas otros servicios para su bebe o niño/a no dude en consultarnoslo

domingo, 6 de marzo de 2016

Honorarios y horarios


Aquí exponemos cuatro formas principales de apoyarnos. La finalidad de los honorarios es irnos haciendo con más material para la Clínica, que por supuesto estará a disposición de todo el mundo. Lamentablemente el material médico suele ser caro. Además, en todas las sesiones usamos materiales desechables siempre que podemos, y eso conlleva también un gasto. 

Sesión medical: 30€
Sesión medical extrema: 50€ (Si en la sesión se llevan a cabo prácticas extremas)
Cesión de espacio: 30€/hora. Cedemos el espacio y el material a otras personas, cerciorándonos siempre que es una relación consensuada, y dentro de los mismos límites que exponemos en la web. En todo caso el Dr Jaime estará presente durante las mismas. 
Trueque: Hacemos trueques de sesiones por material médico. Coméntanos que es lo que podrías ofrecernos y evaluamos la posibilidad de trueque. 

Horarios y duración

La duración de las sesiones viene a ser entre 1 y 2 horas, dependiendo del tipo de prácticas y situaciones. Si se quiere que dure más de ese tiempo habría que abonar otra sesión. 

Generalmente tenemos disponibilidad de mañanas y noches (10 a 13 y de 21 a 1:00). No obstante, algunas tardes también se podrían llevar adelante sesiones. Depende sobre todo de los clientes que tenga en mi trabajo real, ya que esto no es un tema lucrativo, doy preferencia a mi trabajo. Por eso intento compatibilizar las citas dentro de mi horario de ocio. 

Consúltenos los horarios disponibles.